Three Billboards Outside Ebbing, Missouri: En busca de justicia

Esperanza, desesperación, angustia, vergüenza, rabia, miedo e impotencia son algunos de los sentimientos que durante el transcurso de nuestra vida nos pasan por encima y simplemente rebasan. Todos están presentes en Three Billboards Outside Ebbing, Missouri con una crudeza que nadie en la sala del cine se puede esperar.

Muchos medios de internet especializados y críticos comparaban el trabajo de Martin McDonagh con lo que suelen hacer los hermanos Coen o Tarantino, lo que se ve reflejado en sus películas antecesoras como In Bruges. El caso es que, McDonagh no se guarda nada, ni te deja pensar lo que va a suceder. Te lanza todo en la cara de un puñetazo con tal fuerza que el grito de sorpresa queda fundido en tu pecho.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri es una carnicería dentro de una morgue la cual no deja forense con vida y muerto con descanso en paz. McDonagh hace uso de su tan reconocido tarantinismo para formular una cinta violenta, llena de venganza, odio y monólogos tan bien construidos que cortan el aire.

La historia de una madre desesperada por encontrar a quien violó y mató a su hija; y que luego de esto contrata tres anuncios a las afueras del pueblo para presionar a la policía local parece algo débil, ¿cierto? Pero no lo es, de hecho, al comienzo de la película, esta expele ese aire toxico, maldadoso donde francamente no hay esperanzas tanto para los personajes, como para el espectador.

Englobado por un excelentísimo guion y unos tremendos actores, que dejan su piel en lo que se siente como un trabajo estremecedor y que electrifica los pelos en cada monólogo y diálogo.  Frances McDormand se encarga de representar a una madre que es cuestionable por todos lados, a pesar de ser la que está sufriendo, el no ocupar el recurso de martirizarla fue una muy buena elección. Woody Harrelson interpreta al jefe de la policía que en un principio es mostrado como el responsable de los carteles y quien no actúa, pero sigue siendo un personaje volátil.

El que se llevó toda mi atención fue Sam Rockwell, quien le da vida a un policía con problemas de alcohol, familiares, poco manejo de la ira, homofóbico y racista que podría ser calificado como el mejor peor policía. Sigue tal curva de evolución y desarrollo el personaje que es una simple locura, de verdad que yo veía a ese tipo y lo odiaba, tanto por su actitud como impronta, pero hay ciertos aspectos que no me dejaban de llamar la atención y que lo hacen el gran personaje que es.

Es en este punto y con todo lo dicho, que McDonagh se dispone a jugar con el que se sienta en la butaca, ya que no representa a sus personajes como el bueno y el malo o como el que merece el perdón y el que merece ser culpable, no hay matices de blanco o negro. Eso se lo deja al espectador y es lo que te mantiene intrigado a la cinta, prácticamente te deja a ti la tarea de ser el detective.

Hay muchos momentos en la película que los dejaran impactados porque no se los esperaran, incluso EL momento que le da un giro a la cinta, es inesperado y deja el recurso narrativo que le da una belleza al relato en otro nivel.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri es una cinta que deja en claro a lo que puede llegar el ser humano para obtener lo que quiere, sea lo que sea. Una crudeza única y digna de ser vista.

Trailer: 

También en Ozom!

Post

The Post: Los Archivos del Pentágono

Corre 1970 y la Guerra de Vietnam está desatada. El estudio que realizó Estados Unidos …

Voldemort

VOLDEMORT: Origins of the Heir (Precuela)

Después del gran éxito que la saga Harry Potter alcanzó y lo que Animales Fantásticos está logrando, el …

Danos tu opinión

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *