El Planeta de los Simios: La guerra [Review]

¿Cachan ese momento donde van al cine de una escapadita, solitos y terminan con el manso ni que espectáculo visual frente a tus ojos? ¿No? Ya, si me entendieron un poco, eso me pasa con El Planeta de los Simios: La Guerra (o War for the Planet of the Apes, whatever).

No me voy a escatimar en palabras con esta cinta, siento que hacer un resumen de lo que venía pasando es tedioso, peeeeeeeero, lo hare igual, porque puedo y lo merece.

Corría el año 2011 (Si, corría, de verdad, a lo Bolt) y llegaba a los cines chilenos el reboot del reboot del planeta de los simios, más conocida como El origen del Planeta de los Simios (Rise of the Planet of the Apes). Hasta ese punto no era muy fan de los primates, me había visto las originales y sus expansiones, pero ahí paramos todo amiguito.

El origen, nos cuenta obviamente el origen ¿Qué pensaban? ¿Una guerra? No, ya, nos narra la historia de cómo el científico más cachilupi del mundo, interpretado por James Franco logra que los simios obtengan inteligencia y es en este punto donde se encariña con Cesar. El más mono de los monos. Finalmente Cesar es llevado a la cárcel, donde el Draco Malfoy (Harry Potter y también en The Flash) lo maltrataba, hasta que Cesar se empodera, deja la mansaca y fin.

Los años seguían corriendo, le habían pasado la posta al 2014 y nos entregan El Planeta de los Simios: Confrontación (Dawn of the Planet of the Apes) aquí ya, Cesar tenía su manada, los humanos no eramos nada, hacinados en un cuartelito. Todo se va a la Santa Madre de Calcuta cuando los humanos traspasan los límites y los simios se enojan, hay una clara confrontación, Simio – Humano y Simio – Simio, que termina muy bien (o casi) para nuestro super héroe simio, Cesar.

Ahora tenemos El Planeta de los Simios: La Guerra, y la verdad no quiero tirar spoilers porque siento que es una película, ¡de esas películas! Que deben ser disfrutadas en el cine a concho.

Esta cinta es oscura, palabra de fan del cine drama/sufrido, tiene elementos que tocan la fibra del ser humano. Y eso es cuatico, que la historia de un simio toque tu corazón. Wow. Nivel de evolución, donde quedaste Darwin.

Las originales de por sí ya eran medias darks, o bastante, así que francamente creo que no se podía esperar menos, pero de la manera en que lo hacen. Que me vuelan los pelos tío.

Uno de los puntos que siempre destaco en las películas son los efectos especiales. El nivel de trabajo que tiene esta película, el detallado, el trazo, es simplemente BRUTAL. Por momentos olvidé todas esas peliculazas donde dije: Oh si, vayan a verla, tiene muy buenos efectos visuales. Si les gusta más lo visual que la historia, es la suya. LOCO, OLVIDEN ESO CON ESTA PELICULA. OLVIDENLO.

Cuando un trabajo, llega al nivel de efectos que tiene, pero a su vez logra también tiene una historia, excelentísima, de clase y que funciona, puedes decir que estas frente a unas de las mejores películas del año, y no digo la mejor, aunque me gustaría, pero aún queda parte del año y sería muy prematuro.

Sin mas que spoilear, porque de verdad que no lo quiero hacer, diríjase lo más pronto posible a su cine más cercano para disfrutar tamaña obra, una ovación y un queque de frutilla al enorme trabajo de Andy Serkis, con ese trajecito apretado y pelotas por todos lados. Lo mismo para el maldito de Woody Harrelson y para su director, Matt Reeves, que logro plasmar tan bien, esta película de guerra.

Prepárese para tomarle cariño a unos simios, tener conflictos internos, conversaciones profundas y una muy, pero muy buena película.

Trailer: 

También en Ozom!

Verónica: ¿Es realmente la mejor película de terror?

Verónica es un largometraje de terror dirigido por Paco Plaza, protagonizado por Sandra Escacena y …

La historia de Chile en los Óscar

Estamos a nada de la ceremonia más importante en el mundo del cine, la cual …

Danos tu opinión

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *