El oscuro camino de la rehabilitación de un gamer consumado. Ultima parte: Cerrando un ciclo.

Estimados lectores, luego de una ajetreada semana en que nos volcamos completamente en lo que fue la Comic Con 2013, volvemos con lo que es el último capítulo de esta serie a la que tanto cariño le he tomado. Quiero agradecer desde ya a todos los que la han leído hasta acá y espero que la hayan disfrutado tanto o más que yo.

Como buen cierre hoy no veremos nada que se salga de lo que ya hemos visto, ya que creo que lo importante está dicho, y me permitiré compartir unos cuantos “tips and tricks”, consejos que me han servido a mí personalmente y quizás a alguno le puedan resultar igualmente. No son nada espectacular ni nada por el estilo, pero las cosas sencillas en la vida puede hacer maravillas.

No niegues tu problema.

Negarlo no ayuda.
Negarlo no ayuda.

A algunos les podrá haber pasado el haberse pillado diciendo “No, si yo dejo de jugar cuando quiera” y se cuestiona casi inmediatamente si eso sería verdad por el sólo hecho de caer en el más grande de los clichés de los viciosos al decir eso.

Recuerden cuando hablamos de las formas para ver si uno tiene un problema con los juegos, si es una cuestión compulsiva o no, como vimos en el capítulo 10.

Algunos temen espantar a la gente si admiten que tienen una adicción a los videojuegos y no los culpo, clásicamente ha sido una especie de repelente de parejas, lo que explica la caricatura del gamer que no ha tocado una mujer/un hombre en su vida y que no tiene vida social más que por chat o teamspeak –programa para tener conferencias de voz por internet usado para videojuegos- parecido a un “forever alone” con audífonos. Hoy por hoy la fauna humana se ha diversificado mucho y podemos encontrar chicas igual de ñoñas y viciosas que uno, así que por ese lado no es un problema, sin embargo, con un problema de adicción a los videojuegos no es recomendable buscar a alguien igual de adicto que uno. Es posible encontrar –y se los digo porque yo pude- una pareja que comprenda los gustos de uno y que respete esa parte de tu persona, basta con decir que me regaló una nueva XBOX full equipo para navidad… la mejor esposa que ha pisado el planeta, desde mi perspectiva –creo que ya lo había mencionado en otro artículo, pero me gusta sacar pica con eso *trollface*-. Por eso, pierde el miedo a aceptar que quizás necesitas controlarte más, es el primer paso.

Busca llenar tu tiempo con alternativas.

Hacer la finta no sirve.
Hacer la finta no sirve.

Ciertamente es más cómodo seguir haciendo lo que haces y no buscar más, sobre todo si te gusta o te vicia, sin embargo explorar otros aspectos del mundo puede resultar muy estimulante y puedes darte cuenta de que lo que aprendiste haciendo una cosa te puede servir para otra. Por ejemplo, si has jugado todo tipo de juegos y has podido entender sus mecánicas, lo más probable es que tengas la capacidad para entender distintas formas de funcionamiento de sistemas, lo que te puede permitir explorar cosas tan variadas como la administración de negocios, psicología y hasta reflexología. La cosa es que entiendas que los juegos son una excelente forma de entrenar ciertas habilidades, y habiéndolas desarrollado, puedes encontrar actividades muy provechosas que usen parte de esas habilidades también.

Por ejemplo, el haber sido tan ñoño en la vida ha estimulado bastante mi imaginación, lo que me ayuda a mejorar mi creatividad y escribir tanto como suelo hacerlo. Parte de ese set de habilidades lo adquirí jugando cuanta burrada se me pasaba por delante, ya fueran juegos de cartas online, rpg, mmorpg, shooters, puzzles, aventura gráfica, etc., ya que mientras más cosas ves en la vida más material tiene tu cerebro para procesar al momento de tomar elementos conceptuales y mezclarlos para generar algo nuevo.

Yo además tuve la idea, sin saberlo, de estudiar una carrera que requiere rasgos obsesivos desarrollados, por lo que las tendencias obsesivas gamer me vinieron muy bien a la hora de estudiar y trabajar. Esto puede ser bueno, siempre y cuando uno pueda mantener la obsesión a raya. A mí me pasó que un día estaba carreteando con un amigo psicólogo y llegado un punto me dijo “A ver, siéntate, vamos a hablar de algo… tienes que aprender a no ser obsesivo con todo” y me contó un montón de cosas de las que no me había percatado y, por lo que escuché, me empecé a encontrar un poco insufrible a ratos, luego de que me di cuenta de algunas actitudes un poco irritantes mías, como tomarme TODO como una especie de debate dialéctico aunque se tratara de hablar sobre un partido de futbol, de modo tal que luego de un rato nadie estaba escuchando. No fue una de esas iluminaciones divinas que te dejan como un hombre nuevo, fue más bien una de esas iluminaciones que te dejan con ganas de cambiar unas cuantas cosas, como “de las malas”, pero fue muy útil y es una de las conversaciones que más me ha servido tener.

No te desesperes.

 

¡Calma, calma, que no panda el cúnico!
¡Calma, calma, que no panda el cúnico!

Este asunto no es como que puedas llegar y dejar de hacer lo que hacías y de ser quienes eres sólo porque te lo propusiste. No puedo dejar de hacer énfasis en la expresión “controlarse” y no “dejarlo”, pues eso suele salir mal –ver el capítulo 2– y termina disparando para atrás. Asume que esto no se va a ir solo y que es probable que te acompañe siempre si es que tu adicción está muy arraigada.

Sin embargo eso no significa que vayas a sufrir por años. Ya dijimos que todo depende de cómo utilizas o sublimas el asunto, y puedes reconducirlo para hacerlo tan provechoso para ti y quienes te rodean que hasta puede que lo que originó tu problema termine haciéndote feliz.

La ansiedad es un poco complicada cuando se trata de no desesperarse, pues tiende a convertirse en desesperación bien rapidito, por eso busquen algo que los calme cuando estén demasiado hiperkinéticos, hagan yoga, tai chi, reiki, pesca con mosca, pelota vasca, salto con garrocha, o lo que les sea útil a ustedes para calmar la mente y el espíritu, jóvenes padawans.

La cosa es encontrar el equilibrio entre la actividad y la relajación, así como el yin yang, versión gamer vicioso, si quieren.

Vuelve a leerte la serie muchas veces.

Esto no es que sea necesario, pero a uno le gusta que lean sus artículos más de una vez. Cosas del autor nada más.

Intenta aconsejar a conciencia.
Intenta aconsejar a conciencia.

Ayuda en lo que puedas a quienes tengan el problema.

Esto puede resultar tan terapéutico para ustedes como para quien ayuden. Recuerden siempre que las personas tienen su ritmo y lo más importante es que haya algo de disposición a asumir el problema y luego enfrentarlo. Ayudando a los demás uno también se ayuda, te impulsa a ser consecuente y no olvidar tus compromisos contigo mismo.

Palabras finales.

Muchachos y muchachas, espero que hayan disfrutado tanto como yo y les reitero los agradecimientos por seguir esta serie que tanto trabajo y entretención me trajo. Espero también que este humilde esfuerzo en algo les pueda ayudar en sus vidas, aunque sea un poquito yo me sentiré satisfecho igual.

Ahora los dejaré por unas semanas, me voy a explorar el mundo así que estaré desaparecido. A la vuelta estará en preparativos la serie siguiente.

Abrácense con el vecino y denle una palmadita en la cabeza de mi parte. Y si tienen tele ¡Ahí se ven!

¡Ahí se ven!
¡Ahí se ven!

También en Ozom!

Personajes de Star Wars: Curiosidades sobre Darth Vader

Es considerado uno de los mejores antagonistas de todos los tiempos, se ganó a los …

Awesome Games Done Quick

Arranca Awesome Games Done Quick 2018

La maratón de Speedrun, Awesome Games Done Quick, se desarrollará toda la semana hasta el …

Danos tu opinión

Loading Facebook Comments ...

2 comments

  1. ahaha …notable el gift XD

  2. ultimo capitulo nick??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *