El Gran Showman: El musical de Hugh Jackman [Reseña]

El Gran Showman es la película que trae devuelta a Hugh Jackman a los musicales, anteriormente, había tenido su paso por Los Miserables interpretando a Jean Valjean dejando más que claro sus dotes para el género musical.

La historia narra la vida del P.T. Barnum, un reconocido showman que se ganó la vida a través de “engaños” y puestas en escenas muy extravagantes. Aunque suene peculiar, El Gran Showman no es una película muy fiel, ya que se encarga de sacar estos aspectos oscuros de la vida de Barnum y deja simplemente lo superficial.

En un comienzo la película te deja clarísimo que es un musical, su inicio es como si fuera el final de cualquier otra obra musical o de drama, que llego a puerto feliz. Seguido esto, aproximadamente los 20 minutos iniciales son una recopilación de videos musicales que puede sentir un poco al debe, pero no se preocupen porque la película toma ritmo más adelante.

Como se espera de un musical, la película tiene unas canciones muy pegadizas compuestas por los ganadores del Premio de la Academia Benj Pasek y Justin Paul (‘La La Land’), marcando otro hito en sus carreras. Incluso, a pesar de que la película está ambientada en la iniciación de la industria espectáculo, las canciones se sienten muy actuales y hubo un momento donde eso me desencajo, pero no es algo molesto ya que no paraba de mover mis piernas al ritmo de la canción y funciona, la verdad, funciona.

Así también su vestuario es 10/10, las coreografías son preciosas, el trabajo de ambientación esta en punto, lamentablemente la edición está un poco baja debido a que la película avanza a un ritmo trepidante y se siente como si hubiesen arrancado trozos de cinta. Esto le deja cero espacio a, por ejemplo, un ensayo del Show, ellos simplemente van, hacen el show y les sale bien.

Y es esta energía de la cinta, abrumadora, cautivante y aplastante que en un momento me rebaso. Puedo sonar amargado, un poco, pero había situaciones donde a los “raros” los hacían pasar por tratos peyorativos o les sucedían cosas muy malas, y magia, todo se arreglaba bailando y cantando sin nada que pesar o un poco de tiempo para esto. No significa que sea malo, es un musical después de todo, agrada que pase eso, que sea tan positivo y nos deje alegre a todos, pero quizás un poco más de esfuerzo ahí no costaba.

Debido a esta falta de tiempo, se dejó atrás tramas que podrían haber sido de mejor provecho como lo son las vivencias y demonios de los “raros”, en cambio se le da mucho tiempo en pantalla a las historias de romance, que recalco de nuevo, no son para nada malas, incluso hay varias escenas de Zendaya con Zac Efron que son para enmarcar con vidrio polarizado y marco metálico, pero no llegan a un puerto fijo.

Las actuaciones son buenísimas, para que decir del carismático Hugh Jackman o hablar del gran esfuerzo puesto por Zendaya. La transformación de Zac Efron, la feliz y sufrida Michelle Williams o Rebecca Ferguson, quien no es mala, solo trato de entrar donde no debía. Todos logran una conexión genial apoyado por un gran elenco con talentos apreciables.

A pesar de esos puntos, El Gran Showman me encanto, amé cada canción y me convertí en un ferviente devoto de su OST. No va a tener el mismo éxito que La La Land, pero es igual de preciosa y con un trabajo de años en su espalda.

Por mi parte, voy a seguir escuchando todas sus canciones y espero verla de nuevo, mientras ustedes pueden ir a verla al cine.

Trailer:

También en Ozom!

Verónica: ¿Es realmente la mejor película de terror?

Verónica es un largometraje de terror dirigido por Paco Plaza, protagonizado por Sandra Escacena y …

La historia de Chile en los Óscar

Estamos a nada de la ceremonia más importante en el mundo del cine, la cual …

Danos tu opinión

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *